Capybara Diet in the Wild: What Do They Eat and Where Do They Find It?

Dieta del carpincho en estado salvaje: ¿qué comen y dónde lo encuentran?

Los carpinchos conservan su gran tamaño y sus altas necesidades energéticas gracias a una dieta interesante y variada. En este artículo nos adentraremos en el fascinante ámbito de la nutrición de estos herbívoros, descubriendo qué necesitan y cómo lo obtienen.

Para encontrar sus materiales vegetales preferidos, se puede ver a los baras pastando en prados, campos y a lo largo de las orillas de los ríos. Para comer plantas acuáticas, que constituyen una cantidad considerable de su alimento, también se sumergen regularmente en el agua. Con frecuencia se puede observar a estos roedores semiacuáticos descansando en ríos y estanques mientras consumen plantas acuáticas como lechuga de agua y jacintos de agua.

Los capibaras se adaptan mejor a una dieta basada en plantas. Comen una variedad de vegetación, ya que tienen fama de tener un apetito insaciable y pueden consumir hasta 3,6 kg (8 libras) de materia vegetal cada día. Esta ingesta elevada es necesaria para mantener su estilo de vida activo y su cuerpo robusto. Estos fuertes roedores, que en estado salvaje pueden pesar hasta 66 kg (146 libras), deben consumir mucha vegetación para mantenerse grandes y satisfacer sus altas necesidades energéticas.

Entonces, ¿de dónde obtienen su alimento los capibaras? Desde Panamá hasta el norte de Argentina, es posible encontrar estas especies en toda Sudamérica. Dependiendo de dónde se encuentren y de la estación del año, la dieta de estos animales puede diferir. Los baras tienen acceso a una amplia gama de plantas de agua dulce, así como a pastos y otra flora que crece a lo largo de la orilla del agua en los humedales y marismas donde se ven con mayor frecuencia. Para comer árboles y otras plantas leñosas, pueden incluso adentrarse en los bosques adyacentes.

El jacinto de agua (Eichhornia crassipes) es una de las plantas acuáticas que los baras consumen con mayor frecuencia. Esta planta se encuentra típicamente en ecosistemas de agua dulce como ríos y estanques y es originaria de América del Sur, donde también se originan los carpinchos. Aunque el jacinto de agua es una planta invasora en muchas zonas del mundo, es una dieta esencial para los baras en América del Sur.

Otras plantas submarinas que se ha observado comiendo a los carpinchos incluyen los nenúfares (Nymphaea spp.), la lenteja de agua (Lemna spp.) y la lechuga de agua (Pistia stratiotes). Todas estas especies pueden descubrirse en ambientes fluviales o pantanosos y los capibaras las consumen regularmente.

Tienen un sistema digestivo especial que les ayuda a comer estas vegetaciones descomponiendo los elementos vegetales desafiantes y obteniendo nutrientes de ellas.

Un aspecto fascinante de la nutrición de los capibaras es su capacidad para absorber nutrientes de materias vegetales menos atractivas. Están armados con incisivos únicos que les permiten aplastar la vegetación densa y tienen un sistema digestivo específico que les permite descomponer la celulosa y absorber nutrientes del material orgánico de manera más efectiva que otros herbívoros. Además, los capibaras practican un hábito conocido como coprofagia en el que comen su propia caca para obtener nutrientes adicionales.

A medida que se acerca la estación seca, Baras podría verse obligado a viajar más lejos en busca de agua y alimentos. De hecho, se les ha observado deambular por algunas regiones en busca de lugares donde comer alimentos frescos. Contarán más con frutas, verduras y cereales si están disponibles durante la estación seca. Como resultado, ocasionalmente pueden entrar en conflicto con personas que los consideran plagas o peligros para los medios de vida agrícolas.

Los carpinchos consumen una variedad de pastos y plantas que crecen en el suelo junto con la vegetación acuática. Los baras consumen con frecuencia pasto Paspalum (Paspalum notatum), pasto Bermuda (Cynodon dactylon) y pasto San Agustín (Stenotaphrum secundatum). Todos estos pastos se pueden descubrir creciendo naturalmente en América del Sur, así como en otros lugares donde se encuentran los carpinchos.

Aunque los capibaras son famosos por su personalidad tranquila, tienen ciertas defensas contra las presas que comen. Estos herbívoros son expertos en detectar depredadores porque tienen un fuerte sentido del olfato y son extremadamente conscientes de su entorno. Los carpinchos frecuentemente se posicionan de manera que puedan irse rápidamente si es necesario cuando pastan en espacios abiertos. También comen frecuentemente en grupos, lo que reduce la posibilidad de que un miembro del grupo sea emboscado por un depredador mientras comen.

En conclusión, la dieta del carpincho es un tema fascinante y diverso. Estos herbívoros se adaptan idealmente a una dieta basada en plantas y consumen grandes cantidades de plantas diariamente para mantener su enorme tamaño y sus altos requerimientos energéticos. Su capacidad para obtener nutrientes de materia vegetal menos apetecible y su sistema digestivo único los convierte en herbívoros muy eficientes. Si alguna vez tienes la oportunidad de observar a estos majestuosos animales en la naturaleza, observa a los Baras alimentándose a lo largo de las orillas de los ríos y flotando en los estanques, comiendo sus verduras favoritas.

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.